Introducción. Pedroso

E-mail Imprimir PDF

Rodeado de un entorno natural privilegiado, entre las cumbres del Serradero y el cauce del Najerilla, se encuentre el pintoresco pueblo de Pedroso.

De larga tradición ganadera y artesana, Pedroso ha pasado en los últimos años a ser conocido por un producto al que da nombre y que es fácilmente reconocible: la nuez de Pedroso, en torno a la cual se celebra todos los años una fiesta en la que las danzas son parte indispensable.

Además del Festival de la nuez, que se celebra el segundo domingo de noviembre, en Pedroso se danza en otras tres ocasiones: en mayo, con motivo de la fiesta de la Virgen del Patrocinio; en agosto, por la Asunción y San Roque; y en septiembre, con motivo del Día de Acción de Gracias.

Para los danzadores, el día más señalado es el 15 de agosto. Con las calles abarrotadas de público, recorren el pueblo danzando el pasacalles, y acompañando a la procesión con la imagen de la Virgen. Luego, tras el recorrido, bailan otras danzas típicas de Pedroso.

Como ha ocurrido en otras localidades, la historia de la danza en Pedroso es la historia de olvidos y recuperaciones, de lagunas temporales, de idas y venidas. En el pueblo se recuerda cómo hasta los años 60 del siglo pasado eran los mozos quienes danzaban. Desde entonces hasta los años 80 se dejó de danzar, pero el empeño de un grupo de jóvenes permitió recuperar las danzas y los trajes de antaño y mantener hasta hoy esta tradición.

Colección de videos  / imágenes